ALIMENTA JESÚS MI FE PARA PERSEVERAR MANTENER LA GRACIA Y PUREZA DE ALMA

ALIMENTA JESÚS MI FE PARA PERSEVERAR MANTENER LA GRACIA Y PUREZA DE ALMAALIMENTA JESÚS MI FE PARA PERSEVERAR, MANTENER LA GRACIA Y PUREZA DE ALMA.

La belleza y pureza de tu alma debe de alimentarse de fe; la tersura de una flor y la ternura de mi Madre, la gracia santificante que recibiste en tu bautismo, flota tu alma en las mismas aguas cristalinas de amor y fe que fluyen sanan, y te purifican los manantiales de perdón.

Perdón que otorgo a cada alma a través de mis Sacerdotes en la confesión, y sacio y alimento tu alma en las aguas profundas de sabiduría, palabra viva, Evangelio vivo ayer, hoy y siempre, y presente en Eucaristía, alimento que te nutre, y fluye en tu alma mi sangre y agua de mi costado, permanezco en ti, curo tus heridas, dolencias y enfermedades del alma, sano tus carencias humanas de amor.

En cada Avemaría que rezas e invocas a mi Madre es una rosa que cubre a tu alma, y no irrumpa en ella el enemigo abruptamente, ni incite a tu alma al pecado; tu vida constante de fe y gracia, mantendrá fresca y lozana tu alma, como flor en eterna primavera.

¿Quieres ofrendarme tu alma hijita (o) mía (o) para siempre ante mi divino altar. ¿que esperas? ven pronto alma mía, te estaré esperando en el Sagrario cada día mi botón de rosa fresca, fragante olorosa y hermosa, y te nutras en cada Misa con la sabia de mi eterno amor.

¡Si Señor! Aquí esta mi alma a tus plantas
te la ofrezco, dame la eterna fragancia y dulzura
de tu amor, pues tuya (o) soy te pertenezco.

Autora: LUZ DEL CARMEN GÓMEZ OROZCO.