QUE DULCE ES LA ORACIÓN A DIOS AL CAER LA TARDE

Que dulce es la oración a Dios al caer la tardeCayendo esta la tarde; ¡ven oh Señor!
Sedúceme con fuego divino de Tu amor.

Enciende y atiende todas mis súplicas.
Confío en Tu fortaleza oh Santo Espíritu.
Condúceme hacia la fuente de vida y amor.

¡Ven! calma mis ímpetus, triste y atribulado
está mi corazón, cuando trato vanamente de
encontrar solución o razón a pensamientos,
acontecimientos, sentimientos del diario vivir.

Me cansan hostigan, cuesta trabajo dejarlos ir.

¡Ven Jesús alienta y alimenta mi alma de Ti!
Orienta mi alma, mi ser y entender, este día
canto dulces melodías con música, suave voz
viva son las salmodias, difunden Tu sabiduría.

Guárdame Señor bajo la sombra de tus alas, no
permitas que el demonio me maneje a su antojo.

En mi ruina vil y humana camina su rabia y enojo.
intenta anidar en mi corazón me incita a la tentación.
Guíame Señor, encamina mi alma hacia la salvación… AMÉN…

Autora: LUZ DEL CARMEN GOMEZ OROZCO.