Caricias de Dios que demuestran cuanto nos Ama

Caricias de Dios que demuestran cuanto nos Ama
Caricias de Dios que demuestran cuanto nos Ama.

Caricias de Dios!

A veces me pongo a pensar cuánto estamos los hombres y mujeres necesitados de ternura, De recibir una caricia amorosa, tierna, afectiva, amiga, fiel. Toda caricia estremece el alma.

Imagino también como serían las caricias de la Virgen al niño Jesús y ya, en la vida pública, a ese Cristo que recorre Galilea para anunciar la Buena Nueva a todo el que la quiera acoger en el corazón.

Pienso en las múltiples caricias de Dios en mi vida —¡cada día al despertarme, a media mañana, por la tarde y antes de dormir!, que multiplican en mí tantas fuerzas renovadas, tanto brío en el decaimiento y tanta esperanza.

Caricias que dejan constancia del milagro de la vida porque las caricias de Dios alimentan la alegría de vivir.

Doy gracias por esas caricias sutiles y suaves del Señor repletas todas ellas de grandes y pequeñas bendiciones.

Y como esas mismas caricias eliminan el dolor de mi corazón y cierran las heridas de mi alma.

Caricias que demuestran como Dios me ama con amor eterno para hacerme comprender que todo es un don que viene de Él, que todo es una caricia de su amor.

Caricias de Dios!

Y como esas mismas caricias consuelan mi desazón después de mi encuentro con Dios.

Porque las caricias del perdón de Dios son caricias de amor, de consuelo y de misericordia, son caricias de olvido ante tanto agravio y ofensa a Él.

Como esas caricias me abren a la esperanza para ser consciente de las maravillas que Dios me regala para alcanzar la felicidad, para no sufrir por el futuro y situar mi alma en lo que verdaderamente es trascendente y relativizar lo pasajero de este mundo.

Hoy, como todos los días, es la oportunidad para dejarse acariciar por Dios! Para no apartar el rostro, ni cerrar las manos, ni ladear el cuerpo.

Es el momento para sentir la ternura de Dios en nuestra vida que se manifiesta en sus caricias cotidianas!

Para sentir en el silencio de la oración las caricias de ese Dios que nos ama y nos espera, para renovar nuestra fe y nuestra esperanza en Él.

Gracias Señor por Amarme tanto.

TE AMO SEÑOR JESÚS. <> 🌷✝

Enviado por: Alma Lilia Ruiz. (Washington) 💕✝