Corazón de Jesús oración para prosperar en todas las áreas de la vida

Corazón de Jesús oración para prosperar en todas las áreas de la vida

Corazón de Jesús oración para prosperar en todas las áreas de la vida

Corazón de Jesús oración para prosperar en todas las áreas de la vida
Señor de mi vida, hoy quiero pedirte que aumentes en mí la confianza para poder ser constante en mis objetivos y metas planteadas.

Dame la capacidad para trabajar con alegría.

Quiero poner todo mi esfuerzo en hacer de cada día, uno lleno de satisfacción y entrega.

Tener la suficiencia paciencia para entender que debo asumir mis compromisos con su propio ritmo, sin apuros, sin forzar situaciones.

Ayúdame a vivir cada instante con claridad y con esperanza.

Sé que Tú me provees todos los recursos con los que puedo salir adelante, es por ello que te encomiendo mis acciones y mi vida entera.

Confío en Ti, confío en tu poder Señor y en la gran intercesión de la virgen María Auxiliadora.

Amado Jesús, en tus manos me siento protegido y amado.

En cada momento de mi vida puedo sentir tu acción transformadora y el poder de sanación de tus palabras.

Me has dado una nueva vida en mi Bautismo, por eso quiero ser fiel testigo de tu amor y de tu resurrección.

Vivir descubriéndote en las situaciones de vida que a diario experimento, sentir que caminas conmigo, que vas mostrándome tus heridas y tus llagas en las angustias de mis hermanos, y es que Tú vives en cada uno de ellos.

En los rostros cansados y agobiados, en las bocas sedientas de los exhaustos, en el doloroso sonido de los estómagos vacíos de los más pobres y necesitados que hoy se levantan sin su pan.

Oh Jesús, que no me cueste reconocer tu presencia en ellos, y que pueda utilizar los talentos que me has regalado para beneficio de todos.

Ayúdame a ayudar.
Abre mi corazón al amor y al perdón.

Tú me has dado la oportunidad de cambiar para volver a vivir de acuerdo a tu plan de salvación, no permitas que la deje pasar y vaya por este mundo sin dirección y sin tu luz.

Confío en que en este momento me das la fuerza para continuar, para proclamarte, para tender mi mano a los otros.

Eres mi fuente de vida. Te amo. Todo te lo entrego. Amén.

Propósito para hoy:

Durante mi almuerzo, bendeciré los alimentos, daré gracias a Dios por todo lo que me ha provisto y pediré por todos aquellos a los que les falta el pan sobre la mesa.

Reflexionemos juntos esta frase:

“La cruz es el precio del amor verdadero. Señor, danos fuerza para aceptar nuestra cruz y cargar con ella”

Enviado por: Oscar Alejandro Tamez Bazan.