CUANDO CONFIAMOS EN EL ESPÍRITU SANTO PERDEMOS EL MIEDO

Cuando confiamos en el espíritu santo perdemos el miedo

Cuando confiamos en el espíritu santo perdemos el miedo.

Cuando Amamos, respetamos y hablamos con Espíritu Santo, aprendemos a confiar en Él, entonces de verdad podemos descansar en su presencia.

Nuestro vacío interior se va llenando con lo único que de verdad lo sana: el Amor.

Ese vacío que tenemos adentro, esa profunda soledad enferma, que a veces nos reclama como un nudo en la garganta, sólo se llena con el amor: dejándonos amar por el Espíritu Santo, e intentando amar a los demás cada día.

No nos saciamos alimentando las excusas, sino alimentando los motivos para dejarnos amar y para amar generosamente.

Pero si optamos por vivir de manera superficial, pensando sólo en nuestra comodidad y buscando permanentemente distracciones engañosas, la vida misma nos golpeará para que reaccionemos.

Las cosas que nos pasen, las renuncias que tengamos que realizar, nos obligarán a enfrentar ese vacío interior que tenemos.

El dolor profundo de una pérdida cualquiera, nos llevará a preguntarnos por el sentido de nuestra vida.

No es que Dios nos castigue para que aprendamos.

Es la vida misma, que está llena de pérdidas, porque todo pasa, todo se acaba, y cuando perdemos una seguridad que nos permitía aferrarnos a algo, entonces no nos queda más que preguntarnos para qué vivimos.

Si estamos sufriendo por algo, pidamos al Espíritu Santo que nos ayude a aprender algo de ese sufrimiento, que entendamos el mensaje que tenemos que aprender de ese problema.

Entonces, nuestro sufrimiento servirá para algo, Dios esta en nuestro corazón y alma, El nos da fortaleza, nos llena de su infinito amor para seguir adelante, salir de cualquier dificultad y sanar de cualquier enfermedad! Amén.

Dios nos ama y nos Bendice, un abrazo con la luz y el amor del Amado Jesús Bendiciones.

Enviado por: Luvia Guadalupe De La O.