Espíritu Santo, ilumina mi Mente, mis Pensamientos, mis Ideas

Desanimados no podemos avanzar, Nunca me Voy a dar por vencido
Espíritu Santo, ilumina mi Mente, mis Pensamientos, mis Ideas.

Espíritu Santo Divino, desanimados no podemos avanzar, nunca me voy a dar por vencido.

Desanimados no podemos avanzar, desanimados no conquistamos metas, ni sueños, desanimados no creemos y cuando no creemos, no recibimos nada.

Desanimados nos quejamos y damos vueltas, porque perdemos el propósito, por eso tenemos que vencer el desánimo.

Después partieron del monte de Hor, camino del Mar Rojo, para rodear la tierra de Edom; y se desanimó el pueblo por el camino.

Y habló el pueblo en contra Dios y contra Moisés:

¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para que muramos en este desierto?

Pues no hay ni pan ni agua, y nuestra alma tiene fastidio de este pan tan liviano. (Números 21:4-5)

Mira lo empezaron a hacer:

Hablaron contra Dios.
Hablaron contra Moisés.
Empezaron a quejarse
Hablaron mal de la vida.

Dios los castigó y ellos se arrepintieron.

La vida consiste en: trazarse metas, vencer obstáculos, para llegar a esa meta.

Alcanzar esa meta y luego el ciclo se repite.

Un principio en tu vida debe ser:

“Nunca me voy a dar por vencido”

Espíritu Santo, ilumina mi mente, mis pensamientos, mis ideas, dirígeme, gobiérname, santifícame restáurame.

Dame un rayo de tu luz, y enciende el fuego de tu amor en todos los corazones.

Gracias a Dios, por otro día más de vida, por estar viva, con mucha alegría, gracias de poder abrir mis ojos este hermoso día.

Bendice nuestros hogares, familias, perdona nuestros pecados, nuestras ofensas que te hacemos y lastiman tu hermoso corazón, ayúdanos a ser cada vez mejor, danos tu amorosa bendición.

Guárdanos bajo la sombra de tus alas, acompañados de nuestra Madre Santísima, nuestra amorosísima Madre.

Enviado por: Aurora Gonzalez. (México)