Entreguemos a Dios los miedos y preocupaciones al fracaso laboral

Entreguemos Dios los miedos y preocupaciones al fracaso laboral

Entreguemos a Dios los miedos y preocupaciones al fracaso laboral.

Entreguemos a Nuestro Señor Jesús los miedos y todas las preocupaciones de nuestras vidas para empezar un nuevo inicio, con alegría, paz, amor y salud en nuestra alma y en todo nuestro ser.

Ven Espíritu Santo!

Hoy te pido que sanes mi miedo al fracaso.

Quiero confiar en ti, sabiendo que todas mis tareas de alguna manera terminan bien si dejo que las bendigas y las ilumines Tú Señor.

Bendice con tu infinito poder todos mis Pensamientos, acciones, trabajos y tareas.

Dame claridad, habilidad, sabiduría, para hacer las cosas bien, con toda mi atención, mis capacidades y mi creatividad.

Espíritu Santo, no dejes que descuide mis planes, estudios o trabajo, por dejarme llevar por la comodidad o el desaliento.

Tómame para que pueda ver qué hay que hacer en cada momento, y capacítame con tu poder.

Quiero trabajar firme y seguro con tu gracia.

Sé que con tu ayuda todo terminará bien, y que si cometo algún error, también de eso sacarás algo bueno para mi vida, amén.

Dios nos Ama y nos Bendice.

Gloria al Padre, Gloria al Hijo y Gloria al Espíritu Santo. Amén.

Un Abrazo, Los Amo en Cristo Jesús. Bendiciones.

Enviado por: Luvia Guadalupe De La O.