HOY VENGO A SUPLICARTE DOLOROSA MADRE MÍA TE APIADES DE MI ALMA

HOY VENGO A SUPLICARTE DOLOROSA MADRE MÍA TE APIADES DE MI ALMAHOY VENGO A SUPLICARTE DOLOROSA MADRE MÍA TE APIADES DE MI ALMA.

Piedad os pido Dolorosa mía
suplicante mi alma, desde mi
pecho amante, en este mismo
instante te miro, y mi corazón
se estremece de dolor y pena.

Aunque sé que por mis pecados
merezco condena apiádate de mí;
tantas veces de Jesús crucificado
me fuí, tantas veces oh Madre volví.

Lloré a los pies de la cruz y gemí,
me dolí de mis afrentas y pecados,
te ruego oh piadosísima Señora mía
ya no llores mas por mí, que implores
Misericordia ante tu divino hijo Jesús.

Jesucristo aplaca tu ira, tu justicia,
y tu rigor, dulce Jesús de mi vida,
Misericordia te pido por manos de
María amorosa Madre, dolorosa mía. AMÉN.

Autora: LUZ DEL CARMEN GÓMEZ OROZCO.