LETANÍAS DE SANTIAGO “EL MAYOR”, APÓSTOL

Letanías de Santiago “el mayor”, apóstol

Letanías de Santiago “el mayor”, apóstol.

Señor, ten piedad. Señor, ten piedad.
Cristo, ten piedad. Cristo, ten piedad.
Señor, ten piedad. Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos. Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos. Cristo, escúchanos.
Dios, Padre Celestial. Ten misericordia de nosotros.

Dios, Hijo Redentor del mundo. Ten misericordia de nosotros.
Dios, Espíritu Santo. Ten misericordia de nosotros.

Trinidad Santa, un solo Dios. Ten misericordia de nosotros.
Santa María Ruega por nosotros.

Santa Madre de Dios. Ruega por nosotros.
Santa Virgen de las vírgenes. Ruega por nosotros.
San Santiago, Apóstol de Jesucristo. Ruega por nosotros.

San Santiago, hijo de Zebedeo. Ruega por nosotros.
San Santiago, nacido de María Salomé. Ruega por nosotros.

San Santiago, que seguiste a Jesús incluso
antes de ser testigo de Sus milagros. Ruega por nosotros.

San Santiago, que respondiste inmediatamente
a la primera venida de Jesús. Ruega por nosotros.

San Santiago, que despreciaste el
mundo para seguir a Jesús. Ruega por nosotros.

San Santiago, que dejaste a tus padres
por amor a Jesús. Ruega por nosotros.

San Santiago, que deseaste llamar fuego del
Cielo contra los que se oponían a extender
el mensaje salvador de Jesús. Ruega por nosotros.

San Santiago, uno de los tres testigos presenciales
de la resurrección de la hija de Jairo. Ruega por nosotros.

San Santiago, uno de los tres testigos
de la Transfiguración de Cristo. Ruega por nosotros.

San Santiago, uno de los tres que disteis testimonio
de la agonía de Nuestro Señor en el Huertode Getsemaní. Ruega por nosotros.

San Santiago, por cuya predicación convertiste nueve
discípulos en España. Ruega por nosotros.
San Santiago, que convertiste a una cantidad innumerable
de personas en Judea y Samaria por tu predicación. Ruega por nosotros.

San Santiago, que desafiaste a los Judíos y
confundiste a los Escribas y Fariseos. Ruega por nosotros.
San Santiago, que valerosamente discutiste con Pilatos
y ganaste el día. Ruega por nosotros.

San Santiago, que torturaste a los demonios
enviados por Hermogenus, el gran hechicero. Ruega por nosotros.
San Santiago, que conseguiste que Hermogenus
fuera confinado por los mismísimos demoniosque él envió. Ruega por nosotros.

San Santiago, que posteriormente liberaste a
Hermogenus y le hiciste seguidor de Cristo. Ruega por nosotros.
San Santiago, que arrojaste libros de hechicería
a los mares profundos. Ruega por nosotros.

San Santiago, que curaste a un enfermo de reuma
agudo e hiciste que alabara el Santo nombre de Dios. Ruega por nosotros.

San Santiago, que hiciste que tu verdugo compartiese
tu agonía y obtuviste para él la salvación eterna. Ruega por nosotros.

San Santiago, que te sometiste a ser decapitado
y sufriste el martirio con alegría. Ruega por nosotros.

San Santiago, que tuviste el privilegio de tener
una muerte similar a la de Jesús. Ruega por nosotros.
San Santiago, que fuiste bendecido con un bautismo
similar al de Jesús. Ruega por nosotros.

San Santiago, que te ganaste el honor de ser el primer mártir
de entre los Apóstoles. Ruega por nosotros.

San Santiago, cuyos restos mortales llegaron a España en
un pequeño barco sin timón ni velas. Ruega por nosotros.

San Santiago, que cuando tu sagrado cuerpo fue depositado
en un duro bloque de granito, éste se ablandó para que
recibieras un adecuado entierro. Ruega por nosotros.

San Santiago, que hiciste que los toros salvajes.

se comportaran como mansos corderos cuando los guiabas
para tirar del carro que contenía tus sagrados restos. Ruega por nosotros.

San Santiago, que milagrosamente mantuviste vivo durante
treinta días a un hombre inocente, injustamente condenado
y ahorcado. Ruega por nosotros.

San Santiago, que salvaste España en muchas ocasiones de
numerosos enemigos. Ruega por nosotros.

San Santiago, que montado en un caballo blanco como la
nieve derribaste sesenta mil enemigos durante el reinado
del rey Samir. Ruega por nosotros.

San Santiago, que fuiste recompensado con un trono Celestial
por tu obediencia al Señor. Ruega por nosotros.

San Santiago, cuyo amor a la pobreza te hizo ganar
el Reino de los Cielos. Ruega por nosotros.

San Santiago, que saliste victorioso de la batalla contra
legiones de demonios y contra todos los poderes de
la oscuridad. Ruega por nosotros.

San Santiago, que despreciando todos los honores mundanos
y en combate con el mundo saliste finalmente triunfante. Ruega por nosotros.

San Santiago, que por oraciones y mortificación dominaste
la carne, y ganaste la eterna corona del Cielo. Ruega por nosotros.

San Santiago, siempre voluntarioso para ayudar a aquellos
que luchan por la defensa del nombre de Dios. Ruega por nosotros.

San Santiago, que tanto ayudas a los que están en el exilio. Ruega por nosotros.

San Santiago, rápido restablecedor de la buena salud. Ruega por nosotros.

San Santiago, libertador de aquellos que se encuentran
en la esclavitud. Ruega por nosotros.

San Santiago, consuelo de los afligidos. Ruega por nosotros.

San Santiago, a quién se alaba y se da las gracias con gran
devoción por el mundo entero. Ruega por nosotros.

San Santiago, invocado con fe y confianza por todos los Cristianos. Ruega por nosotros.

San Santiago, a quien se le da enormemente las gracias
en todas las naciones. Ruega por nosotros.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo. Perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo. Escúchanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo. Ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, oh San Santiago. Para que seamos dignos de las promesas de Cristo. Amén.<>

Enviado por: María Jimenez. (México)