TE ACOMPAÑO ARREPENTIDA OH VIRGEN DE LOS DOLORES

OH VIRGEN DE LOS DOLORESComo no llorar contigo Dolorosa mía?
Necesito expiar arrepentida (o) todas mis
culpas y pecados por ofender a Dios.

Todo el peso que cayó sobre el madero…
¡Cruz bendita, dulce leño, dulce fruto,
dulce luz que nos redime,
para darnos la salvación…
Te pido Madre te conduelas
de nosotros pecadores.

¡Perdón Madre de los Dolores!
Perdón por causarte tanto dolor y llanto…
Perdón por lastimar a tu pequeño niño Jesús.

Mientras tanto Madre…
Déjame acompañarte,
Déjame enjugar tus lágrimas,
Déjame abrazarte, y besarte,
entregarte mi vida y mi corazón.

Déjame consolarte,
y decirte cuanto te amo…
De solo mirarte se desgarra mi alma…
Es demasiado tu dolor.

Déjame llorar contigo,
¡Cuánta desolación!
Te ofrezco Madre mía
mi oración y meditación
en la historia de la salvación…

El mundo está lleno de frivolidad,
envuelve en sus falsos atractivos,
deseos furtivos efímeros,
deja corazones rotos
con vacíos existenciales,
falsos valores, te causan dolores.

Los enemigos del alma mundo, demonio y carne,
poder, placer y poseer…

¡Ah! pobres almas, cuán ingratos, e insensatos
solemos ser al desviarnos del camino de la cruz.

Ayúdanos Madre Dolorosa a no caer en tentación.

Intercede por nuestras almas…
Qué difícil es mencionar el infierno,
atemoriza el fuego eterno de la condenación… AMÉN.
Autora: LUZ DEL CARMEN GOMEZ OROZCO.