Oración al santísimo sacramento del altar para las preocupaciones


Oración al santísimo sacramento del altar para las preocupaciones

Oración al santísimo sacramento del altar para las preocupaciones

Padre Eterno venimos en este momento ante Ti, postramos nuestras rodillas ante Tú Hijo Jesús, y abrimos el corazón a la gracia plena del Espíritu Santo.

Te entregamos a Ti todo nuestro ser, porque Tú conoces nuestras luchas, Tú conoces todas las cosas que nosotros y nuestra familia hemos atravesado y Tú sabes que nuestro deseo es vivir en paz.

Señor, abre nuestros ojos para poder conocerte más, Tú eres Dios, digno de ser amado infinitamente.

Quisiéramos amarte con el ardor de los Serafines y con el corazón de María Inmaculada, Tú Santísima Madre y Madre nuestra.

Te pedimos que nos llenes de Tú paz y serenidad, porque cansados y cargados hemos estado, venimos a Ti para que nos hagas descansar.

Permítenos alcanzar la Maravillosa convicción de que la vida es más real cuando se vive contigo como Huésped de nuestra alma.

Oh, Santísimo Sacramento. Oh, Sacramento Divino.

¡Toda alabanza y gracias Te Sean dadas en todo momento!.

Mi señor y mi Dios, quiero solicitarte que me des la capacidad para re-encontrarte en cada una de las experiencias diarias que tengo.

Necesito sentirte y tener tu ternura en mi corazón que me da ánimo y mucho sentido.

Sabes que a veces tengo muchas dudas y miedos, sabes que los problemas me acorralan y me hacen dudar o sentir que no estás a mi lado; quiero quitarme esos pensamientos; a pesar de las situaciones duras que me toca enfrentar.

Te Amo y confío en Ti, quiero sentirte presente siempre en mi vida.

Gracias por darme fuerza, ánimo y mucha fe en este momento.

Quisiera pedirte, de manera especial, que hoy me des la capacidad para saber decirles las cosas a aquellas personas con las que me voy a encontrar en las distintas situaciones de este día.

Protégeme y no dejes que las malas acciones de los demás me hagan daño o me quiten las fuerzas y las ganas que necesito para hacer lo mejor en el día. Amén.

Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo. Amén.

Linda y Bendecida noche!
Enviado por: Sandra Connelly.