Oración por todos los enfermos de males físicos que los tortura cada día

Oración por todos los enfermos de
Oración por todos los enfermos de

Oración por todos los enfermos de males físicos que los tortura cada día

Oración por todos los enfermos de
Amado Padre, te entrego esta oración con todo mi corazón por todos los enfermos que sufren males físicos, que los consume o tortura día a día.

Has que esa cruz sea liviana y la carguen con paz, con serenidad y con valor.

Te pido que por medio de la enfermedad lleguen a ti! Tengan fe en tu poder de sanación y se conviertan en testimonio vivos de tu Amor infinito y tu Misericordia Divina por todos nosotros.

Ten piedad por los niños enfermos, dales valor para soportar el dolor, dales paz, calma sus corazones y que el Espíritu Santo se albergue dentro de sus almas para que sean fuertes y valientes.

Te pido Señor Bendito que cargues y lleves a tus hijos que sufren dolores musculares, cuerpos atrofiados, carga también al invalido, lleva de la mano a los que tienen enfermedades graves, a los que han perdido algún miembro de su cuerpo u órganos, dales una segunda oportunidad; sostén en tu regazo a los que padecen del corazón.

Consiente a los que sufren de las enfermedades terminales.
Te pido Señor Amado por los que tienen cáncer, dales toda tu bendición.

Úngelos con tu sangre bendita para que puedan aceptarla, llevarla y superarla con toda la fe de tu poder.

Vuélvenos en evangelizadores de tu palabra.

Bendice a los ancianos enfermos que están cercándose más a tu gloria y que tengan el tiempo suficiente en preparar sus almas para ser recibidos como se debe.

Consuela a sus familias para la despedida y que oren mucho por su salvación.

A toda persona que entra en cirugía, dale paz.

A toda persona que sale de cirugía, dale esperanza.

Bendice las manos que curan, cuidan y dedican su tiempo a los enfermos.

Señor de la Misericordia, ampáranos en tus brazos.

Cúbrenos con tu agua y sangre bendita, líbranos del mal, aleja las enfermedades del mundo, ayúdanos a cuidarnos y valorar la vida.

Ten Piedad de nosotros. Amén.

Bajo tu protección nos acogemos Santa Madre de Dios, no desoigas nuestras súplicas en nuestras necesidades; antes bien, líbranos siempre de todos los peligros, Virgen gloriosa y bendita.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, Para que seamos dignos de alcanzar las promesas, gracias y bendiciones de Nuestro Señor Jesucristo. Amén

Oración.

Te suplicamos, Señor, que derrames tu gracia en nuestras almas para que lo que por el anuncio del Ángel, hemos conocido la Encarnación de tu Hijo Jesucristo, por su Pasión y Cruz, seamos llevados a la gloria de la Resurrección.

Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Ave María Purísima! Sin pecado concebida.

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Enviado por: Silvia Besozzi de Belvedere.