Oración Señor Te entrego mis preocupaciones y cargas de este día

Oración Señor Te entrego mis preocupaciones y cargas de este día
Oración Señor Te entrego mis preocupaciones y cargas de este día

Oración Señor Te entrego mis preocupaciones y cargas de este día

Oración Señor Te entrego mis preocupaciones y cargas de este día
Amado Jesús, te agradezco por todas las fuerzas que día a día pones en mi corazón para que pueda salir adelante.

Te entrego mis preocupaciones y cargas de este día, te suplico que me apartes de toda murmuración, de toda palabra de maledicencia que mis labios se vean tentados a pronunciar.

Con tu gracia y tu bendición me basta para salir victorioso de todas las trampas que quieren apartar mi corazón del tuyo.

Te amo, confío en tus promesas.

Señor mío, hoy es un día lleno de bendición porque me siento protegido bajo tu amparo y en el cumplimiento fiel de tus mandamientos.

Te pido que toques mi corazón como lo hiciste con aquel leproso que un día llegó arrodillado a Ti suplicándote sanación.

Dame la fuerza necesaria para vivir con intensidad y fidelidad tu Palabra y para hacerla viva y presente en obras buenas que sean beneficiosas para los míos y el de todos mis hermanos.

Quiero cumplir tu voluntad, no porque me lo pidas, sino por el amor tan grande que siento y con el cual Tú mismo has depositado en mí.

Ilumina mi mente y mi corazón para saber discernir entre tu voluntad y lo que yo deseo. Quiero también aprender a decir ¡no” a aquello que me llena de angustia y me hace infeliz.

Ven a mi vida y ayúdame a ser claro, sincero y transparente.

Sé que me cuidas y me haces feliz. Me siento listo y preparado para encarar con buena actitud todos aquellos retos difíciles que me tocará vivir, sé que en cada uno de ellos estarás Tú y habrá una experiencia de amor y de fe que debo asimilar.

Gracias por quedarte a mi lado. Confío en tu fiel ayuda. Amén.

Propósito:
Haré 5 minutos de silencio, repitiendo y meditando la palabra de Dios en: Hebreos 11,6.

Reflexionemos juntos esta frase:

“Un cristiano afronta las dificultades, las pruebas, incluso las derrotas, con serenidad y esperanza en el Señor.”

Enviado por: Oscar Alejandro Tamez Bazan.