Oro y protejo con la Sangre de Cristo mi vida y la de mi familia de todo mal

Oro y protejo con la Sangre de Cristo mi vida y la de mi familia de todo mal

Oro y protejo con la Sangre de Cristo mi vida y la de mi familia de todo mal.

“Esta es la sangre que sella el pacto que Dios ha ordenado para ustedes”.

Señor me apropio de tu palabra que dice: “Porque esta es mi sangre con la que se selló el pacto en la cual es derramada a favor de muchos».

Hoy quiero que selles mi vida personal con todas mis pertenencias, Yo (Decir su nombre.) Sello mi salvación con la preciosa sangre de Jesús.

Sello mis sentimientos con la preciosa sangre de Jesús, para que todos mis afectos sean cubiertos.

Sello mis inquietudes con la preciosa sangre de Jesús, para estar seguro de alcanzar la respuesta a mis necesidades.

Sello mi corazón para que no entre ningún espíritu de rencor, miedo, tristeza, amargura.

Yo (Decir su nombre.) Sello mi voluntad para que esté presta siempre a hacer el bien que yo quiero y no hacer el mal que no quiero.

Sello mi mente para que entren sólo pensamientos que me permitan alcanzar el gozo, la paz, para que cambiando mi manera de pensar cambie mi manera de vivir.

Sello con la preciosa sangre de Jesús mi cuerpo para que reciba la salud, sea protegida del pecado, de enfermedades, adulterios y accidentes.

Sello con la preciosa sangre de Jesús mi pasado para que toda herida que esté haciendo daño sea sanada con tu sangre bendita.

Yo (Decir su nombre.) Sello mi presente para que todas mis actividades sean cubiertas con tu sangre protectora.

Sello mi futuro para que mis planes y proyectos sean preservados de toda influencia del mal.

Sello con la preciosa sangre de Jesús mis hijos (diga el nombre de ellos) para que sean protegidos.

Sello mi economía, enséñame a dar para recibir.

Sello mi boca para que mis palabras sean de bendición y no de maldición.

Sello mis oídos para que sólo escuche la voz de Dios y así hacer tu voluntad.

Sello mis manos para que trabajen en tu obra y para el beneficio de los demás.

(En oración sigue sellando todo lo que consideres proteger).
Amén. <>

Enviado: Oscar Alejandro Tamez Bazan.