Señor crucificado, oración para una petición urgente

Señor crucificado, oración para una petición urgente
Señor crucificado, oración para una petición urgente

Señor crucificado, oración para una petición urgente

Señor crucificado, oración para una petición urgente
Amoroso Señor crucificado, Hijo de Dios, te adoro con toda el alma y te doy mi devoción, Tú que eres Amor y Paz, ven a mi alma, recíbeme con amor en tu Sacratísimo Corazón y dame el refugio y amparo que tanto necesito.

Yo no soy perfecto, lo sabes bien, por ello te ruego perdones mis ofensas y pecados, aparta de mí todo cuanto aflige mi alma y cuerpo.

¡Oh buen Jesús!

Oh mi Santo Cristo que desde esta tu Sagrada Imagen, tantos milagros otorgas al que precisa tu consuelo y has concedido a tus fieles infinitos favores que parecían imposibles de conseguir.

Hoy me presento ante Ti con humildad de corazón, llego hasta ti lleno de sufrimiento y necesidad, y agobiado por mis problemas.

Me postro ante tu Imagen rogando tu compasión y pidiendo me favorezcas con tu auxilio, que siempre es bueno, fuerte y poderoso, y por los méritos de tu Preciosísima Sangre te ruego Señor que con tu misericordiosa asistencia me ayudes a solucionar esta difícil situación:

(Pedir con gran humildad lo que se desea obtener).

Oh Santo Cristo, dulcísimo Redentor, oh mi buen Jesús, Señor de mi corazón, en ti confío, ayúdame por piedad, imploro de tu benignidad la gracia que he pedido, no me dejes solo en tan mal trance.

Tú que eres Cristo milagroso concédeme la dicha de ver en breve cumplidos mis deseos.

Con tu bondad, cariño y amor, lléname de bendiciones, regálame tus favores y haz que tu poder se vea reflejado en mi vida.

Renueva mi alma en fe, esperanza y caridad, sostenme con tu Mano hoy y siempre, sana mis debilidades y fortalece mi espíritu, cúbreme con el velo de tu gracia y el resplandor de tu magnificencia.

Ilumíname, rígeme, guárdame y gobiérname todos los días de mi vida, colma de esperanza mi corazón y dame tu paz, mi adorado y buen Cristo. Así sea.

Rezar el Credo, Padrenuestro, Avemaría y Gloria. Hacer la oración y los rezos tres días seguidos.

Enviado por: Katia Bastidas.