Tener fe es creer y amar a Dios con todas las fuerzas de nuestro ser

Tener fe es creer y amar a Dios con todas las fuerzas de nuestro serTener fe es creer y amar a Dios con todas las fuerzas de nuestro ser.

Como es tu vida de fe?

La vida es como un torbellino
fuerte que cae y desaparece,
dejando a su paso destrucción,
muerte, tristeza y desolación.

Si tu Fe es momentánea, que se
enciende y como chispa se apaga,
te falta verdadero amor a Dios.

La Fe es la respuesta del hombre
a Dios que se revela y se entrega
a Dios…

La Fe es como gotas de lluvia
templada y tranquila… Todo el tiempo
esta fluyendo con la vida de gracia
compartida y extendida al prójimo…

¿Que esperas para hidratar el desierto
de las almas con tu testimonio de vida de Fe
y obras? Ve a compartirles el amor de Dios.

Una Fe sólida y fuerte es aquella
que se funde y solidifica constantemente
en la vida de la gracia Santificante…

La Fe que te sumerge en las aguas
bautismales, te alimenta de Jesús Eucaristía,
con amor, confianza, alegría, gozo, paz…

La belleza de la Fe que te invita a amar,
creer, adorar, y esperar cada momento
ante el Santísimo Sacramento…

Cuando creemos profesamos nuestra Fe
vivimos y difundimos la Palabra de Dios
que viene al encuentro del hombre en
respuesta a la Fe viva fundamento
de vida cristiana. AMEN…

Autora: LUZ DEL CARMEN GÓMEZ OROZCO.