Virgen de los Ángeles oración efectiva para una petición imposible

Virgen de los Ángeles oración efectiva para una petición imposible
virgen-de-los-angeles-oracion-efectiva-para-una-peticion-imposible

Virgen de los Ángeles oración efectiva para una petición imposible, hacer por tres días

Oh María, esplendorosa Reina de los Cielo y Señora de los Ángeles.

¡Bendita protectora y auxiliadora nuestra!

Con tu continua y maternal asistencia nos prestas tus favores y ayuda divina cuando desconsolados acudimos a Ti.

Dígnate escuchar con afecto y benevolencia las súplicas que humildemente te dirigimos y líbranos de las tristezas presentes así como de toda trampa y engaño del enemigo.

Envía tus Santas Legiones de Ángeles, para que, bajo tus dulces y sabias órdenes, nos lleven por los mejores caminos y nos ayuden a salir con bien de toda mala situación.

Madre buena, Madre caritativa, Madre complaciente, te suplico que veles por mí, calma mis angustias, compadécete de mi dolor, resuelve mis dificultades como lo consideres oportuno.

En tus benditas y poderosas manos lo dejo todo, concédeme muchas alegrías en mi vida y envía a tus Ejércitos Celestiales en mi auxilio.

Pídeles a ellos que son invencibles y con amor nos cuidan que me defiendan y guarden de todo mal y me asistan en mis problemas y necesidades, Yo (Decir su nombre), te estaré eternamente agradecido.

Dulce Reina y siempre esperanza nuestra, sublime Señora de los Ángeles, permíteme caminar a tu lado, guíame e ilumíname, para aprender cada día más sobre las cosas del Padre, el Único que vive y reina por toda la eternidad.

Haz valer tu privilegio de Reina y Madre y lleva urgente ante Él mis suplicas y peticiones.

Consígueme, Virgen mía, me preste su ayuda y remedio en esta muy difícil situación por la que atravieso y que a mí me resulta imposible solucionar:

(Pedir con gran fe el favor especial que se desea conseguir).

Oh María Reina de los Ángeles, amada Señora mía, quiero que seas siempre mi amparo y esperanza y me brindes tu especial protección.

Mándame desde el Cielo tus bendiciones, llega a mi vida con tu escuadrón de Ángeles.

Yo confío plenamente en Ti y en tu influencia ante Dios.

Dulce Madre remedia mis males y alíviame en mis pesares, ayúdame a conseguir de la misericordia de Dios paz, salud, amor y prosperidad.

Aléjame del pecado, dame en todo momento tu amor, y haz que ponga en práctica las enseñanzas de tu Hijo para alcanzar la dicha en esta vida y en la Eternidad. Amén.

Enviado por: Paola Molina. (México)